lunes, octubre 18

Savater (2000) dice que "el concepto de ciudadanía es más bien el de aquellos que entran en la democracia sin renunciar a sus raíces y a sus tradiciones, poniéndolas como entre paréntesis, dejándolas, en principio, a un lado para intervenir en lo que tienen en común con otros. Lo específico del ciudadano no es reivindicar lo propio en el sentido de lo único, de lo que uno tiene y nadie más tiene, sino al contrario, buscar lo común con los otros, mientras que la mentalidad tribal etnicista busca lo propio, por lo tanto lo intransferible." (18-19).

¿Qué hay de cierto en esta visión? ¿Lleva a una verdadera ciudadanía o simplemente nos lleva a remarcar a individualidad frente a lo comunitario?

Lo que bien es cierto es que "un ciudadano debe ser capaz de argumentar sus demandas, sus deseos y sus planteamientos sociales, pero debe ser capaz también de entender los razonamientos de los demás, los planteamientos de los otros, de entender su capacidad racional" (24)

De esta forma, pareciera que ciudadanía es el individuo en relación con los otros, buscando su bien y el común, así equilibra sus deseos y aquellos emanados de la sociedad.

Para ti ¿esto es ciudadanía?


Referencia:
Savater, Fernando. (2000). Los caminos para la libertad. Ética y educación. Colección Cuadernos de la Cátedra Alfonso Reyes. México: Ariel / Tecnológico de Monterrey.
¡Evalúa!
Categories:

0 comments:

Publicar un comentario

Gracias por escribir un comentario. Por favor, escribe tu nombre completo y una cuenta de correo para mayor comunicación contigo.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!