jueves, noviembre 18

Al hablar de ciudadanía surge necesariamente una reflexión sobre la "realidad" o "contexto" que nos rodea. En este sentido, surgen diversas preguntas: ¿cada persona se siente ciudadano? ¿su realidad le invita y motiva a ser ciudadano? ¿qué se debe hacer para dar razones y sentimientos a las personas para construir una verdadera ciudadanía?

Cortina (2003) menciona que "en principio se entiende que la realidad de la ciudadanía, el hecho de saberse y sentirse ciudadano de una comunidad, puede motivar a los individuos a trabajar por ella" (34) Esto involucra una especie retos, enfocados a dar razones y sentimientos para lograr, precisamente, la construcción de la ciudadanía. "Ante los retos ante los que cualquier comunidad se encuentra es entonces posible apelar a la razón y al sentimiento de sus miembros, ya que son ciudadanos de esa comunidad" (34)

Pareciera que la sociedad misma debe colaborar a establecer una realidad que permita a sí misma acrecentar tu participación o su compromiso. "... la racionalidad de la justicia y el sentimiento de pertenencia a una comunidad concreta han de ir a la par, si deseamos asegurar ciudadanos plenos y a la vez una democracia sostenible. Ésta es la razón por la cual en la década de los noventa se pone de actualidad un viejo y cnuevo concepto: el de ciudadanía". (34)

La invitación, entonces, es a generar un sentimiento de pertenencia y lograr una realidad que impulse a la ciudadanía.



Referencia
Cortina, Adela. Ciudadanos del mundo. Hacia una teoría de la ciudadanía. España: Alianza Editorial, 2003.
¡Evalúa!

0 comments:

Publicar un comentario

Gracias por escribir un comentario. Por favor, escribe tu nombre completo y una cuenta de correo para mayor comunicación contigo.

Subscribe to RSS Feed Follow me on Twitter!